Reparando una baldosa o plaqueta rota

La verdad es que las chapuzas caseras no me van mucho, pero de vez en cuanto toca hacer alguna reparación en casa.

Este es el caso de una baldosa que se había picado y el agujero cada vez iba a más así que no me quedo más remedio que intentar su reparación.

Parece que un golpe hizo esto y ha ido a más

Buscando en Google, di algo que me podía servir: la resina epoxi.

La resina epoxi es una sustancia que puede servir para rellenar huecos y cuando se endurece queda tan dura como el mármol, ademas se puede lijar y taladrar.

Me acerque a una ferretería de Getafe que suelen tener buenos precios y un poco de todo.

Pregunte por la resina epoxi, y no sabían que era, pero me hice con un tubito de Pattex.






Leyendo la composición de esta barrita vi que estaba compuesto por resinas epoxicas (bingo, justo lo que estaba buscando)

Esta masilla es como plastilina y se aplica directamente, así que me puse manos a la obra:

Primero lo que hice fue limpiar bien el agujero de la baldosa con el aspirador, con lo que quite los restos rotos de la baldosa sueltos:


Vemos que queda un buen agujero


Bien ahora hay que ponerse unos guantes, como no tenía unos típicos guantes de latex, use los de fregar.


La masilla hay que manipularla con protección.


Saque la barrita de su recipiente y me puse a cortarla con lo primero que tenía a mano.



Que precisamente no fue lo más apropiado, no seáis cutre como yo y usar un cutter o una cuchilla que tengáis para estos menesteres.

Una vez que hayáis cortado el trozo más o menos que penséis que vais a necesitar guardar el resto en el tubo y cerrarlo.



Después quitamos al trozo que hemos cortado el plástico que lo recubre, como he dicho anteriormente, mejor con un cutter.



Y pasamos a amasar.

 


La documentación en la web del fabricante indica que hay que amasarlo como mucho 3 minutos, antes que empiece a calentarse. Sino te puede ocurrir esto:

Guante roto, por amasar demasiado.

Una vez que lo tenemos amasado, procedemos a aplicarlo sobre el agujero en el suelo.


Rellenando el agujero con la masilla

Y con una cajita de plástico por ejemplo podemos aplanarlo:

Mejor con los cantos


Una vez seco si queremos podemos lijarlo.

Lo dejamos secar y vemos como queda.





 El aplique queda duro como la piedra, ahora es cuestión de pintarlo o darle alguna laca para disimularlo.

La barrita me costo unos 6€, tal vez encontréis otras marcas más económicas, en algunos bazares también he visto productos parecidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada